domingo, 25 de junio de 2017

Esta gorila bailando en su piscina es toda una sensación en Internet

Su nombre es Zola y se ha convertido en un éxito viral gracias a sus increíbles movimientos en una bañera en el zoológico de Dallas.

Según el zoológico, este comportamiento ayuda a estimular mental y físicamente al primate y es un comportamiento de juego que tienen muchos animales. Y que incluso podemos relacionar con el comportamiento de los humanos.

Las redes sociales han explotado no solo por sus increíbles movimientos sino porque un usuario de Twitter le puso de fondo el sonido de la canción Maniac de la película Flashdance de 1983. ¡Y parece que estuviera siguiendo la coreografía!

Por supuesto que eso ha dado lugar a que Zola aparezca bailando en las redes sociales con diferentes canciones de fondo, aunque el resultado siempre resulta muy divertido.

Zola es todo un éxito y se merece todo su reconocimiento sobre todo porque nos saca una sonrisa y nos demuestra lo importante que es divertirse en esta vida. ¿Te ha gustado su baile?

La parábola del viejo samurai: te tomará 3 minutos leerla y no la olvidarás nunca

Hace mucho mucho tiempo, vivía cerca de Tokio un anciano y respetado samurái que había ganado muchas batallas. Su tiempo de guerrero ya había pasado. Ese sabio samurái ahora se dedicaba a enseñar a los más jóvenes, aunque aún persistía la leyenda de que era capaz de derrotar a cualquier adversario, por muy bueno que fuera.

Una tarde de verano, apareció en su casa un guerrero conocido por sus malas artes y poca caballerosidad. El guerrero empezó a insultar al sabio samurái, llegando a tirarle piedras e incluso escupirle el rostro. Así fueron pasando los minutos y las horas, pero el sabio samurái permanecía impasible sin sacar su espada. Pasada la tarde, ya exhausto y humillado, el guerrero se dio por vencido.

Los aprendices de samurái, indignados por los insultos que había recibido el maestro, no comprendían por qué el anciano no se había defendido y asumieron su actitud como un símbolo de cobardía. Le preguntaron:

– Maestro, ¿cómo has podido soportar tanta indignidad? ¿Por qué no blandiste tu espada aunque supieras que ibas a perder la batalla, en vez de actuar de manera tan cobarde?

A lo que el maestro respondió:

– Si alguien llega con un presente y no lo aceptáis, ¿a quién pertenece el regalo?

– ¡A la persona que lo vino a entregar!

– Pues lo mismo vale para la rabia, los insultos y la envidia… – Respondió el maestro samurái – Cuando no son aceptados, siguen perteneciendo a quien los llevaba consigo.

Tres hombres se casaron legalmente en Colombia:”No hay por qué amar solo a una persona”

El sábado 3 de junio, Manuel Bermúdez, Alejandro Rodríguez y Víctor Prada se convirtieron en la segunda “trieja” legal del mundo. La palabra no existe en el diccionario de la Real Academia Española pero sí en el acta que firmaron y en su vida cotidiana: “No somos un trío sino una trieja. Un trío es sexual y una trieja habla de una familia”, dice Manuel a Infobae desde Medellín, donde viven.

Manuel Bermúdez, que es comunicador social y profesor de la Universidad de Antioquia, vive con Alejandro desde hace 18 años. “Como él era tan joven, cuando nos pusimos en pareja acordamos que la fidelidad no era un asunto sexual sino un asunto de compromiso con el otro. Y que si teníamos aventuras sexuales no pasaba nada pero que si, alguna vez, llegaba alguien más a nuestras vidas que nos moviera el piso, entonces íbamos a hablarlo y a tomar decisiones“. En el año 2000 se casaron “simbólicamente” porque aún no existía el matrimonio entre personas del mismo sexo el Colombia.
Cuatro años después de estar casados, Alejandro, que es licenciado en educación física y bailarín, conoció a Alex Zabala y se enamoró. “Y Alejandro vino y me planteó aquello que habíamos hablado. Me dijo: ‘yo te quiero pero también estoy enamorado de otra persona’. Como dijo ‘te quiero’, pensé ‘pues, ésto es muy raro’. No me está diciendo que me dejó de querer sino que está queriendo a alguien más. La decisión que tomamos desató esto que se llama poliamor”.

Manuel dice que conoció al “tercero en discordia” pero que la discordia no existió. Al poco tiempo, también se enamoró de él: “De no ser así no habría funcionado”, piensa. Y los tres vivieron juntos – “felices, sin celos, tranquilos”–, como una pareja de tres. Pero hace 4 años, uno de ellos conoció a Víctor.

“Y por supuesto que la cosa empezó por lo sexual pero lo importante es que Víctor llegó a casa y se enamoró del hogar que teníamos, de la familia. Y nos ganó: nosotros nos terminamos enamorando de él”, cuenta Manuel. La relación, entonces, pasó a ser entre 4 varones. 
Pero al año de haber conformado esa relación de a 4, uno de ellos, Alex, murió de cáncer en el estómago. “Los tres quedamos viudos” dicen. Lo que iniciaron fue una batalla legal para conseguir una pensión por viudez, que ganaron en primera instancia.

“Les explicamos a las autoridades que Alex no era una amigo, un amigo no duerme en tu cama durante 10 años. Nos dijeron que solía pasar que hubiera dos mujeres, una esposa y una amante, pidiendo una pensión por un hombre muerto. Pero que era la primera vez que dos hombres pedían la de un tercero” (Víctor quedó afuera porque no estuvo los años suficientes con el joven que murió para pedir derechos patrimoniales).

Y fue ahora, después de que la muerte los sorprendiera, que decidieron ir a un escribano y dejar asentada su “trieja” para que, si alguno moría, el resto tuviera derechos patrimoniales. “En la Constitución de Colombia dice que una familia está conformada por un hombre y una mujer y el fin es procrear. Pero en los grandes debates para lograr el matrimonio entre las personas del mismo sexo, la Corte Constitucional amplió el concepto de familia. Dijo: ‘una familia es una asociación libre de personas, sin mencionar cuántas”.

Por eso el escribano los reconoció como tres maridos y labró un acta en la que reconoció un “régimen patrimonial de trieja”. Así se convirtieron en la segunda trieja legal del mundo (ya existe una en Brasil).
La fiesta fue el 3 de junio y eligieron a cuatro madrinas (una también por Alex, el integrante que murió). “Yo creo que lo importante es que rescatamos el amor. ¿Cuántas parejas se rompen porque aparece un tercero? Nadie se imagina cuánta gente, sin importar su orientación sexual, nos viene a hablar de su poliamor. Nos dicen que aman a dos o más personas o sienten deseos por otra persona, pero deben hacerlo de manera clandestina. Yo creo que lo importante es eso: hemos sacado al poliamor del clóset”.

Estos gemelos recién nacidos aún creen que están en el vientre de mamá y ¡no dejan de abrazarse!

El milagro de la vida es una de las cosas más increíbles e inexplicables que existe en el mundo. Por eso, cuando somos capaces de atestiguar un acto de amor genuino entre un par de seres recién nacidos, no podemos hacer otra cosa más que sentirnos afortunados.
Este es el caso de dos gemelos recién nacidos que en lugar de empezar a llorar se abrazan el uno al otro como si aún siguieran en el vientre de su madre. Es totalmente emotivo ver a los dos pequeños aferrados a lo único que conocen en el mundo.
Lo que estás viendo hace parte de un revolucionario método para que los recién nacidos asimilen más fácil el proceso de nacimiento y no lo asuman como un trauma severo, sino como una transición natural.
Tienes que ver el vídeo completo, es adorable:


El bebé murió en el vientre de su mamá y al extraerlo notaron algo raro: ¡un verdadero milagro!

Jocelyn Robertson e Ignacio son un joven matrimonio que ansiaba ver llegar al mundo a su primer hijo. Durante 9 largos meses, ambos soñaron con el nacimiento de Noé. Cada día que pasaba era uno menos que contaba para aproximarse a tocar a su hijo. Pero algo dramático ocurrió al término del embarazo. Jocelyn comenzó a sangrar y sintió un dolor fuerte en su vientre.
Fueron de inmediato al hospital. Al llegar, la doctora examinó a Jocelyn y al bebé, pero algo extraño ocurría: no podía sentir los latidos de Noé. La doctora buscó a otro especialista para que valorara, pero su conclusión fue la misma: no había signos vitales.
Desafortunadamente, el bebé había muerto antes de nacer. Los padres estaban angustiados, desesperados, sin hallar consuelo.

Para colmo, sería necesario practicar cesárea para poder extraer al feto, pues había adoptado una posición incorrecta.
Cuando le estaban practicando la operación, Jocelyn no podía dejar de pensar en el pequeño Noé y el amor infinito que había ido construyendo durante más de 40 semanas hacia él.

En medio de la operación, algo aún más raro ocurrió: al extraer al bebé del útero materno, comenzó a respirar. Los médicos no podían creerlo: el bebé volvió a la vida al nacer.
Milagro, magia, ciencia, casualidad… no importa cómo le llamemos, Noé volvió a la vida, o más bien llegó a ella. Ahora Jocelyn e Ignacio también han vuelto a vivir con felicidad y plenitud.

Hombre ató a su mujer a vías del tren para que muriera junto a él

Un hombre ató a su mujer a las vías del tren para que muriera junto a él
Una pareja de Francia murió al instante al ser atropellados por un tren de alta velocidad. Él obligó a su mujer a morir a su lado.

En la localidad de Beauvilliers, al norte de Francia, Guillaume Grémy, de 37 años quiso terminar con su vida, pero quiso que su mujer se fuera con él.
Su esposa, Émilie Hallouin, de 34 años, era la madre de sus 4 hijos pequeños y la pareja llevaba 3 años separada, lo que provocó una profunda depresión en Guillaume.
Émilie se rehusaba a retomar la relación con su marido, hecho que desesperó al hombre, quien la llevó en contra de su voluntad y la ató con cinta adhesiva.
El hombre dejó a su ex mujer en las vías del tren y esperó pacientemente a que éste pasara por el lugar, una vez que vio que se aproximaba, saltó a las vías junto con la mujer. El impacto los mató a ambos automáticamente.
El tren de alta velocidad viaja a 321 kilómetros por hora, por lo que luego de impactar a la pareja, demoró casi 3 kilómetros en detenerse completamente, lanzando los restos a cientos de metros del lugar.

NUEVOS DETALLES SOBRE EL ACCIDENTE DE RICHARD HAMMOND

Tras el terrible accidente sufrido por el presentador de ‘The Grand Tour’ a los mandos del Rimac Concept One, el máximo responsable de la firma ha querido aportar algunos detalles.
Como ya os informamos hace unos días, Richard Hammond y el Rimac Concept One que conducía, tuvieron un gravísimo accidente durante la subida a una montaña en Suiza, en pleno rodaje de la segunda temporada de su actual programa.

Al acercarse a una curva pronunciada, Hammond no pudo controlar los 1088 caballos del hypercar eléctrico, perdiendo el control del vehículo, saliéndose de la carretera e impactando fuertemente contra el terreno.
Según Vidiauto, el mandatario de la firma, Mate Rimac, ha sacado a la luz algunos detalles sobre el accidente. Al parecer, el Rimac Concept One voló cerca de 300 metros antes de golpear contra el suelo, cayendo más de 90 metros por debajo de la carretera en la que circulaba. Además, durante el trayecto impactó con otra sección de asfalto duro.

Debido a los daños sufridos, Rimac no ha sido capaz de determinar la velocidad a la que circulaba Hammond cuando se salió de la carretera, sin embargo su compañero Jeremy Clarkson sugirió en su blog DriveTribe, que la velocidad estaría cercana a los 195 kilómetros/hora.

Teniendo en cuenta los leves daños que sufrió Hammond (rodilla rota), es admirable la seguridad proporcionada por este hypercar eléctrico.